Virtualidad y narraciones de ciudad

$50,000

Autores(as):

  • Lucero Giraldo Marín: Magister en Comunicación Educativa. Docente del Programa de
    Comunicación social-Periodismo de la Universidad del Quindío.
    Adscrita al grupo de investigación CINEDADES de la misma
    universidad.
  • Sandra Leal Larrarte: Doctora en Literatura Latinoamericana. Docente del Programa de
    Comunicación social-Periodismo de la Universidad del Quindío.
    Líder del grupo de investigación SEMFIC, de la misma universidad.
  • Jorge Prudencio Lozano Botache: Doctor en Ciencias de la Educación, Docente del Programa de
    Comunicación social-Periodismo de la Universidad del Quindío. Líder
    del grupo de investigación CINEDADES de la misma universidad.

ISBN: 978-958-5592-85-8

Edición: 2021

Rústica de 17 x 24 cm.

Compare

Descripción

Impactos: 17

RESEÑA:

La virtualidad es una de las palabras más populares hoy en día, no obstante, es la más maltratada por los amantes de la cultura digital que la restringen a las comunicaciones mediadas por tecnología, pero se olvidan que cada individuo o conjunto de individuos en cada una de las interacciones que realiza genera narrativas que incluyen su historia, sus creencias y las potencialidades de sus deseos. A eso se le llaman virtualidades antropológicas. De eso se trata este libro que ahora tiene entre sus manos, de la exploración sobre virtualidades tanto tecnológicas como antropológicas contenidas en las narraciones de Armenia y los vendedores ambulantes. Se trata de acceder a las realidades ocultas, a plena vista, dentro de los ciudadanos.

CONTENIDO:

Capítulo 1. La coexistencia de lo virtual y lo real.

Capí­tulo 2. Las promesas de las tecnologí­as de la información y la comunicación.

Capítulo 3. La semiótica en los estudios de ciudad.

Capí­tulo 4. Virtualidades antropológicas y comunidad narrativa.

Capítulo 5. La palabra como oficio en el espacio público.

INTRODUCCIÓN:

Este libro es resultado de las reflexiones que alrededor de los temas de la virtualidad y la narración venimos realizando, de tiempo atrás, como investigadores del Programa de Comunicación social-Periodismo de la Universidad del Quindío.
De manera específica, en este texto, se trata de entender el vínculo entre estas dos dimensiones de la existencia porque consideramos necesario hacer precisiones sobre el concepto de virtualidad y señalar las implicaciones que la capacidad de narrar les otorga a los seres humanos, fundamentalmente, porque es a través de esta que construimos el consenso de realidad.
El asunto es que en la actualidad se relaciona lo virtual con la web y las redes sociales digitalizadas a través de plataformas mediáticas, pero nosotros compartimos la idea de que esta siempre ha hecho parte de la experiencia humana gracias a la capacidad que tenemos de imaginar, de crear, de soñar y que aquí llamamos virtualidad antropológica, concepto que se aclara en el primer capítulo en el cual se discute la coexistencia entre lo virtual y lo real y, acto seguido, se cuestionan las promesas de la revolución digital de que tanto se ha hablado.

Para explicitar la relación entre virtualidad y narraciones se presentan dos investigaciones que tienen como fondo el discurrir de la palabra en el espacio público. La palabra como sublime privilegio del ser humano representa esa zona de virtualidad antropológica en la que se disimulan todas las potencialidades no solo del pensamiento sino del hacer. Es el primer mecanismo de acción hacia el cambio tanto físico como social que orienta la vida de todas las personas.
Así mismo, se tuvo en cuenta que la ciudad es el lugar de la contemporaneidad, donde se construyen, por excelencia, las narraciones que dan cuenta de nuestra existencia y que son pro-ducto de la épica que miles de habitantes enfrentan cada día en medio de la convivencia local o ampliamente social. De ahí la importancia de reconocer y reconocernos como comunidad narrativa; ello permite dar la razón a la idea de que, a través de las narraciones, se puede hacer labor de intervención con las comunidades por los aprendizajes de tipo personal y social que aportan.
Como referentes conceptuales de esas investigaciones se presentan los capítulos La Semiótica en los Estudios de Ciudad, para sustentar la propuesta teórica y metodológica con la cual nos acercamos al enorme complejo de sentidos y significados de los espacios, los ritos y las narraciones estudiadas y el capítulo Co-munidad Narrativa y Memoria Colectiva en el cual se explora la aplicación de la teoría narrativa al estudio de las comunidades porque se parte de la idea de que narrar es una necesidad de contarse a sí mismo, pero que se complejiza cuando los conceptos rebasan a la gente y no les da tiempo de construir una identidad consolidada con el mundo que los circunda.

En la investigación Narrativas sobre las virtualidades antropológicas de la Carrera 14 de la ciudad de Armenia y su conversación a la virtualidad digital, se aborda la pregunta: ¿qué narran los ciudadanos de Armenia sobre ese eje central de su ciudad que es la Carrera 14?, pero más allá de averiguar las historias que circulan entre los transeúntes, lo que se buscó fue dilucidar las potencialidades que ellas albergan. Descubrir cómo sienten los armenitas su vida actual y pasada, pero también, qué anhelos secretos tienen sobre el futuro.
Esa indagación permitió, además, cumplir con uno de los mayores propósitos de cualquier grupo investigador: formar nuevos investigadores y llegar a la comunidad con los hallazgos. Para lograrlo, el momento creativo consistió en convertir los contenidos potenciales de esas narrativas comunitarias, circulantes dentro de la ciudad, en historias de fácil lectura para una sociedad inclinada a recolectar información a través del mundo digital, es decir, se pasó de la virtualidad antropológica a la virtualidad digital.
Con el apoyo de un grupo de estudiantes investigadores se recolectó y analizó la información y se realizaron una serie de talleres creativos que facilitaron la transformación de la información en un comic que se colgará en la web para beneficio y entretenimiento de todos los ciudadanos de Armenia. La intención profunda consiste en ampliar la base de conocimientos sobre la identidad de los armenitas a través de un producto fácilmente consumible.
En la investigación “La palabra en el espacio público. Microrritos y ethos político de los vendedores ambulantes”, se exploraron las potencialidades de la arenga que caracteriza a estos trabaja-dores de la economía informal, presentes en todas las ciudades colombianas, y uno de los más golpeados por las leyes que regulan el espacio público. Desde ese ángulo se examinó cómo, a través de su palabra, ejercen como sujetos políticos y enfrentan su difícil situación social.
Publicamos este libro con la esperanza de agitar el debate sobre el momento tecnológico que vivimos y de vincularlo con aquello que siempre nos ha distinguido como humanos, la palabra. Queremos que se dimensione de manera diferente el mágico uso de la misma y que la figura de la ciudad se reconozca no solo como un ente físico sino como el lugar político de expresión de los sentires de sus pobladores.